Cómo comenzar a leer la Biblia


¿Quieres leer toda la Biblia por primera vez? ¡Qué bueno! La Palabra de Dios es poderosa y puede transformar tu vida si se lo permites.

Antes de empezar la lectura de la Biblia

Antes de comenzar hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Con cuánto tiempo cuento cada día para leer la Biblia? Sé sincero contigo mismo y ponte una meta razonable.
  • ¿En cuánto tiempo quiero leerla? ¿En un año? ¿En dos? ¿En tres años?
  • ¿Por qué quiero leerla?

Si además de leer la Biblia deseas meditar sobre lo que lees necesitarás un cuaderno y un lápiz o tu computadora. Luego de leer cada pasaje contesta las siguientes preguntas:

  • ¿Qué me dice este pasaje sobre Dios, sobre Jesús y/o sobre el Espíritu Santo? Anótalo.
  • ¿Puedo explicar el pasaje con mis propias palabras? Anota cómo lo explicarías a otra persona.
  • ¿Cómo puedo poner en práctica lo que he leído? Ponte una meta personal.

Plan de lectura de la Biblia en 5 pasos

Este plan no está enfocado en leer la Biblia en un tiempo específico. La idea es lograr leer toda la Biblia siguiendo un orden, pero avanzando conforme al tiempo que tengas disponible cada día.

La Biblia consta de 66 libros y tiene dos secciones principales: el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Lo más recomendable es comenzar por los Evangelios, los 4 primeros libros del Nuevo Testamento. Esto es debido a que esos libros nos dan una visión amplia sobre Jesús, su ministerio y la obra que él vino a hacer a favor de la humanidad.

1. Comienza por el Evangelio de Juan

El Evangelio de Juan es el cuarto libro del Nuevo Testamento. Este libro nos inspira a poner nuestra fe en Jesús como Hijo de Dios y Salvador.

No es un libro muy largo, tiene 21 capítulos. Puedes leer un capítulo cada día y terminarás el libro en 3 semanas. Si tu objetivo no es solo leer sino también meditar y reflexionar, puedes ir a un ritmo más pausado. Por ejemplo, leer medio capítulo o leer cierto número de versículos cada día.

2. Lee los otros 3 Evangelios

Continúa con los otros Evangelios: Mateo, Marcos y Lucas. Cada uno te dará una visión más amplia sobre Jesús y el ministerio que llevó a cabo.

Mateo presenta a Jesús como el Rey Mesías que había sido profetizado y que esperaban los judíos. Marcos lo presenta como el siervo de Dios y de los hombres. Lucas da un recuento detallado de la vida y el ministerio de Jesús. Presenta a Jesús rechazado por los judíos y ofreciendo su salvación a todos, fueran judíos o no.

Puedes leer un capítulo por día o ir al ritmo que te sea más fácil teniendo siempre como meta leer una porción de la Biblia cada día.

3. Los Hechos de los Apóstoles

Luego de los 4 Evangelios lee el libro de los Hechos de los Apóstoles. Este libro sirve como puente entre la vida de Jesús y el nacimiento de la Iglesia. Encontrarás relatos sobre las últimas apariciones de Jesús después de su resurrección, su ascensión, la venida del Espíritu Santo y el crecimiento de la iglesia primitiva.

4. Lee el resto del Nuevo Testamento

Ahora puedes pasar a leer el resto de los libros del Nuevo Testamento, comenzando con la Epístola de Pablo a los Romanos y terminando con el Apocalipsis. En las cartas apostólicas (desde Romanos hasta Judas) encontrarás enseñanzas sobre la fe y la vida cristiana. En el libro de Apocalipsis leerás sobre las profecías y la revelación del fin de los tiempos.

Los libros de la Biblia, un breve resumen de cada libro

5. Lee el Antiguo Testamento

Comienza con el primer libro de la Biblia, Génesis. Al terminarlo, continúa leyendo los libros del Antiguo Testamento en el orden en que aparecen en tu Biblia. Puedes leer un capítulo cada día o seguir leyendo de acuerdo con el ritmo que has establecido durante la lectura del Nuevo Testamento.

Otra forma de leer el Antiguo Testamento es la siguiente. Al llegar a Levítico, puedes alternar la lectura de los libros con porciones de los Salmos y los Proverbios. O sea, lees un capítulo de Levítico o el libro que estés leyendo, y una porción de Salmos o de Proverbios cada día.

Hay 150 Salmos y 31 Proverbios. Son dos libros muy fáciles de entender y pueden ser de ánimo para seguir leyendo la Biblia al combinarlos con libros de lectura más árida como son Levítico o Números.

La realidad es que el orden en que se lee la Biblia es algo muy personal. Hay gente que prefiere comenzar con Génesis y terminar con el Apocalipsis. Esto está bien también. Si esa es tu preferencia, puedes hacerlo. Lo importante es leer la Biblia pidiendo a Dios discernimiento para entender lo que leemos y valentía para poner en práctica los principios que nos enseña.

Cómo leer toda la Biblia en un año

Si tu deseo es leer toda la Biblia en un año este objetivo requerirá una inversión mayor de tiempo. En promedio deberás leer 4 capítulos de la Biblia cada día.

¿Cómo hacerlo? Una forma sencilla es comenzar desde Génesis y seguir los libros de la Biblia en orden leyendo 3 capítulos del libro que corresponde más un capítulo de Salmos o Proverbios. Por ejemplo, el primer día lees los 3 primeros capítulos de Génesis y el Salmo 1. El segundo día lees Génesis 4-6 y el Salmo 2. Y así sucesivamente hasta terminar toda la Biblia.

Otra forma sería siguiendo el plan propuesto anteriormente comenzando a leer la Biblia por el Evangelio de Juan. Si deseas seguir ese orden comenzarías leyendo el primer día los 3 primeros capítulos del Evangelio de Juan y el Salmo 1. El segundo día leerías Juan 4-6 y el Salmo 2, etc.

Siguiendo este plan leerás la Biblia completa en un año más habrás leído 2 veces el libro de los Salmos y el de los Proverbios.

Puedes aprovechar y anotar en un cuaderno los versículos que más te impactan cada día. Esto puede ayudarte en tus tiempos de oración y servirte para recordar luego lo que has leído.

Para leer la Biblia en dos años

Esta es una versión más relajada del plan de un año. En promedio leerás 3 capítulos por día: 2 del libro que te corresponda según el orden que deseas seguir y un capítulo del libro de los Salmos o de los Proverbios.

Al igual que en el plan para leer la Biblia en un año puedes comenzar desde Génesis y leer todos los libros de la Biblia en el orden que aparecen o comenzar por el Nuevo Testamento. Es tu decisión. Lo importante es que leas la Palabra de Dios y recibas la sabiduría que Dios quiere darte cada día.

Otros artículos que pueden ser de interés: