¿Podemos los cristianos poner el árbol y adornos de Navidad?


Llega la Navidad y con ella viene la ilusión de decorar nuestro hogar para celebrar el nacimiento de Jesús, nuestro Salvador. ¿Qué adornos podemos usar los cristianos? ¿Se nos permite tener un pino navideño?

¡Sí! La Biblia no prohíbe que pongamos el árbol o pino de Navidad y somos libres de escoger si ponemos uno en nuestra casa o no. Al igual que con todas nuestras decisiones, debemos ir en oración delante de Dios y actuar en obediencia a lo que sentimos que debemos hacer, pero hemos de tener claro que no hay base bíblica que nos prohíba adornar la casa para Navidad.

¿Qué versículos parecen prohibirlo?

Hay algunos versículos de la Biblia que parecen indicar que está mal decorar la casa con objetos de madera, pero en realidad hablan de la idolatría. Por ejemplo, Jeremías 10:1-5 e Isaías 44:14-15 prohíben específicamente el uso de la madera para esculpir ídolos. Enfatizan lo absurdo e inútil que es hacer o adornar ídolos de madera para adorarlos, algo que hacían las naciones paganas y que el pueblo judío empezaba a imitar. 

Isaías 44:14-15

La Biblia prohíbe todo tipo de idolatría, sea la adoración a personas o a objetos de madera o de cualquier material. Solo debemos adorar a Dios, nuestro Señor y Salvador. Mientras las decoraciones navideñas sirvan para recordar y celebrar que Jesús vino al mundo y no para adorar esos objetos en sí, no hay problema en decorar nuestra casa.

Origen del pino navideño

A través de la historia muchas culturas han utilizado los árboles y las hojas para expresar sus costumbres y tradiciones. Por ejemplo, por muchos siglos los alemanes y los escandinavos han colocado en sus hogares durante el invierno pinos y adornos con hojas naturales como símbolo de que la primavera regresará y que el invierno no es eterno.

Hay teorías sobre culturas paganas que usaban los árboles para representar sus dioses, por ejemplo, el dios de la fertilidad. Sin embargo, se piensa que la historia del árbol de Navidad se originó con Bonifacio, un misionero inglés que fue a evangelizar Alemania entre los años 680 y 754. Se dice que él cortó el roble donde hacían sacrificios a Odín (un dios celta) y lo reemplazó por un abeto, un árbol que permanece verde durante todo el año. Lo adornó y lo puso como símbolo del amor eterno de Dios dándole así un nuevo significado.

Otros dicen que el origen está en Martín Lutero pues él promovía el adornar árboles con frutos que representaban el árbol del paraíso, y con velas o luces en representación de Jesús, la luz del mundo. La costumbre se arraigó en Alemania y de allí se extendió primero a los países escandinavos y luego al resto de Europa.

Lo que realmente importa es la razón por la que colocamos el árbol de Navidad, el significado que tiene para nosotros. Debe ser una decoración que refleja nuestro gozo al celebrar el nacimiento de Jesús. También podemos usarlo para hablar a otros sobre él, por qué vino a la tierra, y por qué murió en la cruz.

1 Juan 4:9

Otros adornos navideños

Hay varios adornos que podemos usar en nuestros hogares para comunicar el verdadero significado de la Navidad. Esta época nos presenta una gran oportunidad para compartir sobre el amor de Dios y hay unas cuantas decoraciones que nos pueden ayudar a hablar sobre el valor del nacimiento de Jesús.

El belén, pesebre o nacimiento

Es una representación de la historia del nacimiento de Jesús con el uso de figuritas. Sirve como recordatorio del nacimiento humilde de Jesús. Puede incluir diversas escenas: el nacimiento, la visita de los pastores, el cántico y la adoración de los ángeles, la visita de los magos de Oriente, etc. En algunos países se hace la representación viviente (con personas) durante la semana de Navidad.

La estrella 

Es tradición colocar una estrella en la rama más alta del árbol. Representa la estrella brillante que guió a los sabios o magos del Oriente hasta el lugar donde estaba el niño Jesús (Mateo 2:1-12).

Las luces y velas

Las luces y las velas se usan para recordar que Jesús es la luz del mundo (Juan 8:12). Él vino a alumbrar nuestro camino, a acercarnos y a reconciliarnos con Dios. 

Los ángeles

Los ángeles representan al ángel que anunció a María y luego a José, la concepción de Jesús y la importancia de su nacimiento (Mateo 1). También estaban los ángeles que anunciaron a los pastores que Jesús había nacido y la multitud de ángeles que alabó a Dios y exclamó "Gloria a Dios en las alturas" (Lucas 2).

La corona o guirnalda de adviento

Se usa en algunos países de Latinoamérica y en España para anunciar la venida de Jesús e incluye varios simbolismos. Por ejemplo, su forma circular habla sobre el amor de Dios que nunca acaba, las ramas verdes reflejan la nueva vida que tenemos en él y las velas muestran el triunfo de la luz sobre las tinieblas.

"El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz"
(Isaías 9:2).

Estas son algunas de las decoraciones que podemos usar. Pero no olvidemos que lo más importante no es la decoración sino que celebremos a Jesús. Vivamos vidas que celebren su amor y que le glorifiquen durante la Navidad y durante todo el año.

Lee más sobre el origen y significado de la Navidad.