Devocional diario

Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios.

Devocional de Hoy

Aprende con Dios

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.
(2 Timoteo 3:16-17)

¿Sabes cuál es la forma principal que Dios usa para hablar contigo? A través de la Biblia. La Biblia es la palabra de Dios porque él inspiró a las personas que la escribieron. Dios habla contigo a través de la Biblia, te explica la verdad y revela su voluntad para tu vida.

Cuando tú lees la Biblia aprendes cómo vivir para Jesús. Las palabras de la Biblia te preparan y te equipan para hacer buenas obras y vivir en santidad, además de ayudarte a distinguir entre lo bueno y lo malo, la verdad y la mentira. Por eso es muy importante leer y conocer la Biblia aplicando aquello que vas aprendiendo. Es un gran privilegio poder leer la Biblia. ¡No lo desperdicies!

Haz de la lectura de la Biblia una prioridad:

  • Establece un tiempo para leer la Biblia y orar todos los días
  • Pide sabiduría a Dios para entender lo que lees
  • Si tienes dificultad para entender lo que lees, usa estudios bíblicos y otros recursos
  • Pregunta a un pastor u otro cristiano más maduro sobre los pasajes que no entiendes
  • Pon en práctica lo que aprendes

Para orar:

Señor Dios, gracias por habernos dado la Biblia. Por favor, ayúdame a entender lo que leo en la Biblia y a ver cómo eso se aplica a mi vida. Quiero vivir para agradarte y sé que la Biblia me puede ayudar a hacerlo. Dame sabiduría y valor para seguir tu palabra. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Ayer

Sé agradecido siempre

Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.
(1 Tesalonicenses 5:18)

Hacemos la voluntad de Dios cuando desarrollamos un corazón agradecido y damos gracias en todas las cosas. Al agradecer a Dios por todo reconocemos que él es soberano y que su voluntad es siempre la mejor. Otro punto importante es que cuando agradecemos a Dios sea cual sea la circunstancia - sea buena o sea mala - crecemos espiritualmente y desarrollamos más resiliencia y fe.

Dar gracias es un hábito que todo cristiano debe desarrollar. Cuanto más agradecemos, más recibimos de Dios dentro de su voluntad.

Da gracias en todo

  • Crea el hábito de dar gracias a Dios diariamente. Ora.
  • No reclames sobre las cosas, mejor enfócate en agradecer a Dios.
  • Da gracias a Dios cuando todo está bien y también cuando las cosas están difíciles.

Para orar:

Señor Dios, tú eres soberano y todo lo que viene de ti es bueno. Tu voluntad es mayor que la mía, quiero andar conforme a tu Palabra. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Anteayer

Conoce y da a conocer a Cristo

Conozcamos al Señor; vayamos tras su conocimiento. Tan cierto como que sale el sol, él habrá de manifestarse; vendrá a nosotros como la lluvia de invierno, como la lluvia de primavera que riega la tierra.
(Oseas 6:3)

El conocimiento de Dios no es algo exclusivo para personas especiales o «iluminadas». El Señor se da a conocer a todos los que buscan conocerle personalmente de corazón, con humildad y fe. ¡Eso es tan maravilloso! Ante Jesús todos estamos en un mismo nivel: no existen predilectos entre los hijos de Dios. Sin embargo, es cierto que hay algunos hijos que se apegan más y aman conocerlo mejor en su recorrido por la vida.

Esta es la invitación que nos hace la Biblia: ¡Conoce a Dios y dalo a conocer al mundo! Conocer y crecer en el conocimiento de Jesús es un privilegio y también un compromiso de cada cristiano fiel. Además de eso, también es un regalo libertador que podemos compartir con todos los demás. Jesús es el camino de paz y de amor genuino, él es la esperanza que no falla y la verdad que el mundo tanto necesita.
¡Sé un aprendiz eterno del Señor de la vida y transmite su luz al mundo!

Crece en el conocimiento del Señor

  • Usa las capacidades que Dios te dio para conocerlo mejor. Ora, oye, estudia, lee y profundiza más en tu conocimiento de la Palabra del Señor.
  • Motiva tu mente, corazón y fuerzas para crecer en el conocimiento de Jesús.
  • ¡Siempre hay algo nuevo! Nunca pienses que ya sabes lo suficiente, o que es demasiado pronto o demasiado tarde para aprender más de Dios.
  • Comparte tu experiencia personal con Dios con otras personas. Habla sobre lo que él ha hecho y cómo conocerle ha transformado tu vida.
  • Conocer a Dios implica vivir conforme a ese conocimiento. Lee Tito 1:16.

Para orar:

Señor Dios, ayúdame a conocerte cada día y a continuar conociéndote más y más. Enséñame a crecer en la gracia y en el conocimiento del Señor Jesús. Ayúdame a compartir tu amor y tu poder con todos los que me encuentre. Amén.

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios. Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual. Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor. Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

  1. Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.
  2. Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.
  3. Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.
  4. Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.
  5. Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!