Devocional diario

Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios.

Devocional de Hoy

Vive feliz de la vida

No te hagas amigo de gente violenta,
ni te juntes con los iracundos,
no sea que aprendas sus malas costumbres
y tú mismo caigas en la trampa.
(Proverbios 22:24-25)

Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!
(Filipenses 4:4)

¡El pueblo de Dios es, o debería ser, el pueblo más feliz de la tierra! No porque la vida con Jesús sea un mar de rosas o porque todo nos salga siempre bien, sino porque Jesucristo es nuestra alegría, fuente de esperanza y paz. Él es la razón de nuestra existencia. También tenemos la certeza de que él nos cuida y nos ama incondicionalmente.
Por todo eso, tenemos motivos de sobra para estar alegres.

No te dejes influenciar negativamente. Tu alegría no debe estar condicionada por los problemas o dificultades. Todo lo que Jesús ya hizo es suficiente para motivar nuestro sentido del humor diariamente. Cristo se entregó por amor, permitiéndonos vivir una nueva vida con esperanza y alegría.

Alégrate en Dios

  • Recuerda todas las mañanas lo que Jesús ha hecho en tu vida. ¡Él te ama con amor eterno!
  • Da gracias por la salvación, el perdón, la transformación y la liberación que Dios ha traído a tu vida.
  • Lee la Biblia y llena tu corazón de satisfacción verdadera a través de la Palabra de Dios.
  • ¡Alaba, canta y adora al Señor! Celebra la gracia abundante promovida por Cristo.
  • Influencia a todos los que están a tu alrededor con la alegría verdadera del Espíritu.

Para orar:

¡Señor Dios, tú eres el motivo de mi alegría! Aunque vengan días tristes, mi corazón se alegrará en la salvación maravillosa que Cristo conquistó por mí. Ayúdame a no volverme amargado ni descontento como los que no te conocen. Capacítame para ser una luz irradiando paz, amor y alegría verdadera. ¡Tu alegría me fortalece, hoy y siempre! En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Ayer

¡Vive con poder!

...pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.
-- 2 Corintios 12:9

Lo primero que nos viene a la mente cuando pensamos en una vida de poder es alguien fuerte, imperturbable, lleno de autoridad y de capacidades, ¿no es cierto? Sí, eso es lo que normalmente pensamos. Pero esa no es siempre la realidad. A veces solo logramos descubrir nuestra gran fuerza cuando estamos más frágiles. Es fascinante ver cómo la lógica de Dios parece confundir nuestra comprensión natural sobre la fuerza y el poder. Pero cuando somos débiles en nuestra propia fuerza es que somos fuertes con la fuerza que viene de Dios.

En este versículo leemos la respuesta que Dios le dio a Pablo después de que él oró 3 veces pidiendo librarse de un gran sufrimiento. ¡La gracia de Dios basta! Y su poder se perfecciona en nosotros cuando somos débiles. La "espina clavada en la carne" de Pablo servía para activar su confianza total en el poder de Dios. Así también nosotros, cuando nos debilitamos debido a los sufrimientos de la vida, encontramos el poder mayor que proviene de Jesucristo. ¡Lograremos vivir con poder de verdad cuando nos apoyemos en la fuerza de Dios y no en nosotros mismos!

Vive con poder por la gracia de Dios

  • Si te sientes debilitado o quebrantado física o emocionalmente, reúne todas tus fuerzas para creer en Dios de todo corazón.
  • Ora y clama al Señor cuando pases por aflicciones. ¡Él te da gracia y poder para vencer!
  • El Espíritu Santo te da poder para vencer el pecado y autoridad para testificar acerca de Cristo (Hechos 1:8)
  • Aprovecha tus problemas para desarrollar una amistad más profunda con Dios.
  • Agradece por la gracia de Dios y por su presencia en tu vida. ¡Él te fortalece!

Para orar:

Señor Dios, ayúdame a vivir con poder a través de la gracia de Jesucristo. Yo soy pequeño y débil, Padre. Sin ti no puedo hacer nada. Solo tu gracia me basta. Tú eres bueno, eres el Dios todopoderoso... Enséñame a confiar en ti en los momentos que enfrente de mayor debilidad y sufrimiento. Te doy gracias por tu presencia que me renueva cada día. Quédate conmigo ahora y siempre, mi Señor y mi Dios. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Anteayer

Perseguidos, pero felices

Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que los precedieron a ustedes.
(Mateo 5:11-12)

Un simple y fiel trabajador cristiano enfrenta diversas dificultades en el día a día del trabajo. Algo bien común, que no tiene nada que ver con el trabajo en sí, es la burla que recibe de sus colegas por ser cristiano. Sus colegas lo llaman 'pastor', por interesarse en leer la Biblia y por dar consejos basados en las enseñanzas de Jesús.

Cuando acontece una tragedia, los colegas preguntan "¿dónde está Dios en esos momentos?", "si Dios existe, ¿por qué existe el mal?", o dicen cosas como "Dios tiene otras cosas para preocuparse antes que la manera en la que vivo mi vida".

Sin embargo, un mal cristiano, se niega a ser humillado y por eso vive como si no fuese creyente. Dios no aparece nunca en sus conversaciones, la Biblia permanece escondida en su casa, su forma de hablar y su conducta se asemejan a la de los impíos.

La verdad es que somos felices cuando somos perseguidos, Jesús dijo eso. No recibiremos nuestra recompensa aquí, sino en la eternidad.

Sé fiel

  • Cuando el mundo te ofenda por ser creyente, ¡permanece fuerte y con valor!
  • Comparte con Dios las dificultades que has tenido.
  • Lee la Palabra para que permanezcas firme en la fe.

Para orar:

Señor, mi Dios y Padre, te pido que me des fuerzas para permanecer fiel delante de mis adversarios. Es difícil, pero sé que tú tienes una recompensa para mí. Que el Espíritu de Dios me guíe y me ayude hoy y siempre, amén.

Versículos bíblicos para perseverar

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios. Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual. Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor. Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

  1. Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.
  2. Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.
  3. Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.
  4. Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.
  5. Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!