Devocional diario

Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios.

Devocional de Hoy

¡Nosotros confiamos en Dios!

Estos confían en sus carros de guerra, aquellos confían en sus corceles, pero nosotros confiamos en el nombre del Señor nuestro Dios.
(Salmo 20:7)

Vivimos en un tiempo en el que el mundo define a las personas por lo que tienen y no por lo que son. Puede parecer algo de nuestra época, pero antiguamente las cosas también eran así.

Tener posesiones y poder financiero ha sido siempre algo perseguido por muchas personas. Infelizmente, muchos que consiguen tener una situación financiera estable acaban depositando su confianza en las propias posesiones lo cual los hace vulnerables. Todo en la vida pasa menos la Palabra de Dios.

Hay cosas que el dinero no puede comprar: nuestra intimidad con Dios, el poder del Espíritu Santo y nuestra salvación en Cristo Jesús. Esos tres factores son esenciales para la vida de cualquier ser humano, sea rico o sea pobre. ¡Tenemos acceso a todo esto de forma gratuita y por la gracia de Dios!

Cuando depositamos nuestra fe en las cosas, la depositamos en el sistema de este mundo con sus fallos. Mas cuando depositamos nuestra fe en Dios, lo imposible es una posibilidad. Las cosas materiales no tienen dominio sobre nosotros y vivimos con mayor libertad pues sabemos dónde hemos depositado nuestra fe.

Confía en Dios, no en las cosas

  • Solo Dios nos trae seguridad en medio de la inestabilidad de este mundo. Lee la Biblia y busca conocer más sobre el poder de Dios.
  • Confiar en Dios es un acto de fe, tal y como las personas depositan su fe en el empleo y en su condición social. Deposita tu fe en Dios que es inamovible.
  • Está claro que sufriremos tribulaciones en la vida, pero con Dios tu fe está fundamentada en la roca que es Jesús. Ora, lucha en oración y la tempestad pasará. Si has perdido algo, Dios es capaz de suplir para todos los que confían en él.

Para orar:

Señor Jesús, quiero agradecerte por todas las cosas que has colocado en mi vida. Muchas gracias por sustentarme y cuidar de mí. A pesar de todo lo que tengo, mi confianza está en ti. Amén.

Devocional de Ayer

Confía en el Señor aun en medio de malas noticias

No temerá recibir malas noticias; su corazón estará firme, confiado en el Señor.
(Salmo 112:7)

Nuestra realidad actual es que tenemos acceso constante a la información a través de la tv, internet y la radio. Es precisamente debido a esa facilidad de acceso que, en vez de sentir que nos ayuda y nos informa, acabamos sintiendo que nos oprime. Todos los días vemos malas noticias sobre robos, catástrofes y rumores que nos causan incertidumbre. Infelizmente, gracias a toda esa información, sabemos que eso es lo que el mundo nos puede ofrecer.

Vivir bajo el mando de esas voces puede apartarnos todavía más de Dios y hacer que fijemos nuestros ojos en la tierra. Para mantenernos firmes y confiados en el Señor solo hay un "canal de noticias" capaz de animarnos e impulsarnos en victoria: ¡la Palabra de Dios!

A través de la Biblia afirmamos el corazón y aprendemos a confiar más en el poder de Dios. Con el corazón lleno del Espíritu, las malas noticias no nos abaten. El propio hijo de Dios nos dijo en su palabra que tendríamos aflicción y descontento. Aun así, no nos debemos desanimar pues él venció al mundo y nos proporcionó la mejor noticia: ¡somos salvos y libres a través de su nombre!

No temas a las malas noticias. Aférrate a las promesas del Señor, sigue siendo fiel a Cristo y búscale. Él te guiará a los valles con seguridad y te conducirá en victoria.

El mejor canal de noticias:

  • Lee la Biblia. En ella encontrarás el alimento eficaz que edificará tu alma y te satisfará.
  • No temas a las noticias del mundo. Lee lo que la Biblia dice sobre este mundo y sobre aquél que venció al mundo.
  • En lugar de consumir todo el tiempo malas noticias que no te edificarán reserva un tiempo del día para leer las buenas nuevas del Señor.

Para orar:

Señor Dios, en medio de tantas noticias que me quieren abatir, oigo tu voz. Tú eres mi esperanza y solo de ti recibo las mejores noticias. Que yo pueda estar cada vez más conectado a las cosas de arriba, leyendo y llenándome con tu Palabra. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Anteayer

¡Alaba al Señor!

Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios.
--Salmo 103:2

Tener un corazón agradecido hacia Dios nos hace más felices. ¿Cuántas cosas ya ha hecho el Señor por nosotros? ¿Cuántas bendiciones nos ha dado? Sí, hemos pasado por momentos difíciles, pero Dios es fiel y nos protegió. Volvamos nuestros ojos y nuestra memoria hacia lo que él ya hizo en nuestras vidas. ¡Que nunca nos olvidemos de sus bendiciones!

Cuando tenemos un corazón agradecido somos más alegres y hasta nos sentimos más ligeros. La manera como lidiamos con las bendiciones que recibimos influye en la manera en que conducimos nuestras vidas. Es difícil que alguien que no reconoce las bendiciones del Señor tenga un corazón alegre. Dios es misericordioso y bendecidor, nos corresponde a nosotros reconocer su favor.

Dios ya nos entregó la mayor de sus bendiciones: la salvación en Cristo Jesús. Que jamás olvidemos su gran favor y que nuestra alma bendiga al Señor eternamente pues él nos ama.

¡Alaba al Señor alma mía!

  • Reserva un momento diario durante tu tiempo de oración para hablar con Dios y darle gracias.
  • Lee la Biblia y trata de aprender más sobre sus enseñanzas.

Para orar:

Señor, gracias por tu presencia en mi vida. ¡Cuántas bendiciones y cuánto cuidado has tenido! Mi alma se alegra en recordar cuánto me has bendecido. Muchas gracias, Padre. En el nombre de Jesús. Amén.

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios. Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual. Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor. Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

  1. Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.
  2. Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.
  3. Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.
  4. Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.
  5. Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!