Devocional diario

Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios.

Devocional de Hoy

Ser conocido en el cielo

Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen.
- Juan 10:27

Muchos tienen el gran sueño de conocer personas famosas. Estrellas mediáticas, artistas, cantantes, jugadores de fútbol, líderes y otros como ellos, están al principio de las listas de muchos fans alrededor del mundo. Pero algo que es mucho más notorio que conocer una celebridad es ser conocido personalmente por alguien muy importante. Saber que alguien de alto prestigio nos conoce nos confiere cierta relevancia y satisfacción.

¿Qué decimos entonces del hecho de que somos conocidos por el Dios de toda la tierra y del cielo?

¡Qué maravilloso! Descubrir que el Señor Jesucristo nos conoce, el Dios supremo y soberano, Rey de reyes que gobierna todo el universo y sustenta toda la creación, aquel que nos ha traído confianza y seguridad en él... Qué gran alegría conocer y ser conocidos por nuestro Dios. Que ese conocimiento tan lleno de gracia nos motive a oír su voz y a seguirle por siempre...

Vive como un buen hijo conocido por Dios:

  • Ora y agradece a Dios porque sabes que él te conoce y te cuida.
  • Sé genuino en tu relación con Dios. Él sabe cuando somos íntegros o hipócritas. Si sabes que no has sido sincero, arrepiéntete de verdad y confiésalo a Jesús.
  • Busca agradar más a Dios que a los hombres con tus actitudes y palabras. Que todo lo que hagas sea para la gloria del Señor.
  • Descansa en el Señor y confía en él. Recuerda que él te conoce y desea tener una relación personal contigo.
  • Busca oír a Dios a través de su Palabra. Dedícate a conocer más a aquel que te conoce por completo.
  • Comparte con otros sobre tu fe en Dios, cómo él nos salvó, nos conoce y nos ama.

Para orar:

Señor Dios, gracias porque aun siendo Dios tan grande, tú me conoces y cuidas de mí con amor. Gracias por hacerme tu hijo y oveja de tu rebaño. Ayúdame a vivir para agradarte, escuchando tu voz y siguiéndote siempre. Que otras personas que no han llegado a este conocimiento también sean alcanzadas por ti. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Ayer

El significado del arrepentimiento

Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor, enviándoles el Mesías que ya había sido preparado para ustedes, el cual es Jesús.
(Hechos 3:19-20)

Arrepentirse es mucho más que pedir perdón. Significa volverse hacia Dios, reconocer los pecados y decidir vivir de forma diferente. Deseas agradar a Dios en lugar de querer continuar en una vida de pecado. Y eso es posible con la ayuda de Jesús.

Cuando te arrepientes y crees que Jesús es tu salvador, recibes a Jesús en tu vida. Eso significa que él estará siempre contigo y te ayudará a vivir para Dios. ¡Ahora Jesús vive en ti y transformará tu vida!

Si estás arrepentido de algún pecado:

  • Confiesa el pecado a Dios y pídele perdón
  • Cree que Jesús murió para salvarte de tu pecado
  • Pide ayuda a Dios para arreglar las cosas y poder dejar de hacer ese pecado
  • Siempre que te sientas tentado o caigas en el pecado vuelve a pedir el perdón y la ayuda de Dios
  • Recuerda que Dios SIEMPRE perdona al que se arrepiente

Para orar:

Señor Dios, reconozco que he cometido pecados. No quiero vivir entristeciéndote. Pido perdón por mis pecados y quiero vivir de manera diferente. Creo que Jesús murió y resucitó para salvarme de mis pecados y que él es mi salvador. Ayúdame a vencer la tentación y a tener fuerza para dejar de cometer esos pecados. En el nombre de Jesús, amén.

Devocional de Anteayer

Recoges lo que plantas

No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.
- Gálatas 6:7

La gran alerta de este versículo recae sobre el engaño de pensar que podemos engañar a Dios. La ley de la siembra da una enseñanza muy clara: todos reciben los frutos de aquello que plantaron. Cada nuevo día tenemos la oportunidad de actuar bien, de plantar cosas buenas movidos por el Espíritu de Dios. Pero, que sea o no sea así, es nuestra decisión personal...

La Biblia nos muestra un sinnúmero de ejemplos de justicia y de las consecuencias que traen todas nuestras actitudes. Para sembrar bien necesitamos decidir cuáles semillas sembraremos y en cuál suelo. Todo es cuestión de escoger. Planta buenas semillas en suelo fértil y ten la certeza de que recogerás buenos frutos.

Comienza hoy a plantar buenas semillas:

  • Observa qué tipo de semilla has sembrado. Si has plantado mal y recogido lo que no te agrada tal vez sea hora de cambiar de actitud. Pídele perdón a Dios.
  • Revisa cómo te has comportado (con Dios, con tu familia, en el trabajo, con los amigos, etc.) y busca plantar siempre buenas semillas bajo la dirección de Dios.
  • Ora para que tus semillas puedan bendecir la vida de otras personas además de a ti mismo.
  • Siembra buenas semillas hoy de forma práctica: sé gentil, muestra gratitud, ayuda a alguien, perdona, demuestra amor.
  • Estudia la Biblia y descubre cómo plantar de forma agradable a Dios.
  • Conversa con hermanos en Cristo y comparte con ellos la intención de producir buenos frutos para Dios.

Para orar:

Amado Dios, sé que tú conoces mis actitudes. Nadie puede esconderse de ti y no hay manera de engañarte. Perdona mis malas intenciones y las decisiones equivocadas que he tomado hasta aquí. Ayúdame a plantar siempre buenas semillas. Que yo aproveche siempre las oportunidades de sembrar cosas buenas en la vida de otras personas. Gracias porque me ayudas y me enseñas a recoger buenos frutos que te agradan. En el nombre de Jesús, amén.

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios. Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual. Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor. Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

  1. Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.
  2. Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.
  3. Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.
  4. Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.
  5. Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!