Devocional diario

Un devocional diario para fortalecer tu relación con Dios.

Devocional de Hoy

Sigue a Jesús

Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen.
- Juan 10:27

Jesús dijo que sus ovejas hacen 2 cosas: lo oyen y lo siguen. Dios guía a aquel que es salvo. Es un gran privilegio poder oír la voz de Dios a través de la Biblia y del Espíritu Santo, pero eso no basta. Necesitamos obedecer.

Cuando reconocemos la voz de Dios debemos prestar atención a lo que él dice. Muchas personas oyen la palabra de Dios pero escogen ignorarla para seguir viviendo en el pecado. Los que hacen eso no están viviendo como discípulos. Ser discípulo significa ser seguidor de Jesús, así como una oveja sigue a su pastor. ¡Y cuando seguimos a Jesús nuestra vida es transformada!

Comienza a seguir a Jesús hoy:

  • Dedica tu vida a Jesús y reconócelo como tu salvador
  • Lee la Biblia para oír la voz de Dios
  • Aparta tiempo para orar (eso te ayudará a reconocer la voz de Jesús)
  • Pide la orientación de Dios en tu vida
  • Obedece los mandamientos de Dios

Para orar:

Señor, sé que eres mi pastor y que cuidas de mí. Quiero aprender a reconocer cuando me hablas. Por favor, ayúdame a escuchar tu palabra y a obedecer. Muéstrame cómo debo vivir y dame fuerzas para seguir, Jesús. Amén.

Devocional de Ayer

Dios está contigo durante todo el día

Esta es la oración al Dios de mi vida:
que de día el Señor mande su amor,
y de noche su canto me acompañe.
(Salmo 42:8)

¡Nuestro Dios es maravilloso! Él está siempre a nuestro lado sea de día o de noche, sean días buenos o días malos.

Dios desea que lo invitemos a hacer su morada en nuestro corazón. Invítalo, búscalo y lo hallarás. Que ese sea tu primer pensamiento del día y tu último deseo durante la noche: sentir la presencia de Dios.

La presencia del Señor nos tranquiliza el espíritu y nos ayuda a estar llenos de confianza durante todo el día. Por la noche, su presencia nos calma y nos trae paz dándonos un descanso sereno. ¡Con Dios, todo el día es bueno para aprender y crecer!

Todo el día con Dios

  • Al levantarte por la mañana empieza agradeciendo a Dios por la oportunidad de comenzar el nuevo día.
  • Intenta reservar algo de tiempo durante el día para meditar y orar. Puede ser antes de alguna comida o durante el trayecto al trabajo.
  • Trata de orar antes de dormir, dale gracias a Dios por la noche de descanso. Un corazón agradecido atrae la presencia de Dios.

Para orar:

Señor Jesús, gracias por tu favor sobre mi vida. Durante el día tu presencia es indispensable. Y por la noche, tu presencia me conforta. Sé que puedo dormir tranquilo pues tu amor me cubre. Muchas gracias, Jesús. Amén.

Devocional de Anteayer

No acumules ansiedad

Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.
(1 Pedro 5:7)

La ansiedad está directamente ligada a la preocupación y al nerviosismo. Cuando no nos sentimos confiados, la incertidumbre nos incomoda. Solamente la Palabra de Dios es eficaz para calmar nuestro corazón.

En la Biblia encontramos palabras de consuelo y de esperanza. Todavía más que aliviar nuestras ansias, Dios quiere guiarnos por un camino de bendición. Para eso, debemos dar el primer paso: confiar en él. La fe aleja la incertidumbre y nos acerca a Dios.

Todo aquel que busca a Cristo encuentra descanso:

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.
(Mateo 11:28)

Alivia tu corazón, descansa en las promesas del Señor.

Echando fuera la ansiedad

  • Habla con Dios. Pon delante de él tus pensamientos, cuéntale qué es lo que te está incomodando.
  • Después de orar, evita seguir pensando en lo que te aflige. Busca a Dios por medio de la alabanza o leyendo la Palabra.
  • Ten siempre en mente que Dios te cuida. Él te ama y quiere tu bien.

Para orar:

Señor Dios, sé que cuidas de mí. Calma mi corazón y tranquiliza mi mente. Tú eres soberano y sé que todo coopera para el bien de aquellos que te aman. ¡Yo te amo! Amén.

Qué es el Devocional diario

El Devocional diario es un momento especial del día que dedicas para tener un tiempo precioso de comunión con Dios. Es muy sencillo establecer una rutina emocionante de descubrimiento y crecimiento espiritual. Lo lograrás al separar un momento cada día para acercarte al Señor. Durante el Devocional leerás un versículo de la Biblia con una meditación sobre el texto. Luego, meditarás sobre las enseñanzas y cómo aplicarlas en tu vida. Al final, podrás orar.

Cómo hacer tu Devocional diario

Aquí tienes unos consejos para que aproveches al máximo la lectura del mensaje bíblico durante el Devocional diario:

  1. Aparta un momento y escoge un lugar específico: tu momento devocional será más provechoso si dejas de lado el ajetreo e inviertes en un tiempo placentero a solas con Dios.
  2. Lee el versículo o el pasaje bíblico con atención: desarrolla un estilo de vida comprometido con la Palabra de Dios todos los días y evita las distracciones.
  3. Lee la meditación diaria: reflexiona e intenta comprender el propósito de Dios para tu vida a través de los comentarios.
  4. Aplicación práctica: anota tus descubrimientos y no olvides poner en práctica todo lo que has aprendido por medio de la Biblia.
  5. Comparte lo que aprendiste: intenta compartir con otras personas a través de tus conversaciones e interacciones diarias lo que Dios te enseña en tus momentos de devocional diario.

¡No olvides la importancia de vivir una vida totalmente comprometida con la Palabra de Dios!