Jeremías 29:11 | Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes


Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes”, declara el Señor, “planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza.
(Nueva Biblia de las Américas - NBLA)

Este versículo es parte de una carta enviada al pueblo de Israel exiliado en Babilonia. Esta contenía palabra profética que Dios había revelado a Jeremías. El pueblo podía estar tranquilo aunque se encontraba en el exilio como resultado de su propia desobediencia. Los pensamientos de Dios para con ellos eran buenos, podían mirar al futuro con esperanza pues su liberación llegaría.

Sin embargo, el pueblo tendría que esperar 70 años (Jeremías 29:10). Tenían la profecía, tenían la promesa, pero debían esperar. De hecho, con seguridad muchos morirían antes de que se cumpliera la promesa. ¡Pero serían libres!

De la misma forma, los hijos de Dios podemos fortalecernos hoy pues los pensamientos de Dios para nosotros son buenos. Él desea ayudarnos y bendecirnos. Pero debemos buscar su dirección, escuchar su voz y vivir en obediencia. En el transcurso de la vida enfrentaremos dificultades, pero también veremos - a su debido momento - el cumplimiento de cada una de las promesas que hayamos recibido de Dios.

Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes”, declara el Señor, “planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11 NBLA)

Este versículo en otras versiones de la Biblia

Porque yo sé los planes que tengo acerca de ustedes, dice el SEÑOR, planes de bienestar y no de mal, para darles porvenir y esperanza.
(Reina Valera Actualizada - RVA-2015)

Porque yo sé los planes que tengo acerca de ustedes, dice el SEÑOR, planes de bienestar y no de mal, para darles porvenir y esperanza. (Jeremías 29:11 RVA)

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
(Nueva Versión Internacional - NVI)

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11 NVI)