Oración por los hijos


Uno de los mejores regalos que le podemos hacer a nuestros hijos es orar por ellos. Aquí encontrarás algunas oraciones que te ayudarán a acercarte al Padre celestial para darle gracias por tus hijos y para interceder por el bienestar físico y espiritual de cada uno de ellos. ¡Ora por tus hijos cada día!

Oración por los hijos recién nacidos

Señor, te agradezco por este hijo que me has concedido. Mil gracias por tu cuidado durante el embarazo y la forma maravillosa en que lo formaste. Gracias por darme el privilegio de ser su madre. ¡Estoy tan feliz! Padre amado, pido tu bendición sobre su vida, que desde hoy él aprenda a escuchar tu voz y a sentir la presencia del Espíritu Santo.
Señor, es tan lindo ver este pequeño cuerpecito tan perfecto. ¡Se ve tan indefenso, Padre amado! Por favor, guárdalo de todo mal. Dale salud física y espiritual. Ayúdale a crecer fuerte y a desarrollarse sin problemas. Que de la misma manera en la que mi hijo crece y se fortalece físicamente, así mismo crezca en sabiduría, en fe y en su amor por ti para que llegue a ser un hombre que te glorifique en cada circunstancia y en todo momento.
Ayúdame a guiarlo e instruirlo en tus caminos. Que yo sea siempre un buen ejemplo de amor y aceptación para que este precioso pequeño crezca sintiéndose amado y aceptado.
En el nombre de Jesús, amén.

Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa. (Salmo 127:3)

Los hijos son una herencia del Señor,
los frutos del vientre son una recompensa.
(Salmo 127:3)

Oración por los hijos pequeños

Padre amado, ¡qué alegría más grande ha traído esta niña a nuestra familia! Muchas gracias por su vida. Gracias por tu obra en ella, porque es una creación admirable y maravillosa. Ayúdala a sentir tu incomparable amor y a saber que es importante para ti. Que su corazón esté lleno de paz, sabiendo que es amada y aceptada por ti y por nosotros, sus padres.
Bendigo su capacidad para sentir tu presencia y tu cuidado sobre su vida. Ayúdame a ser un buen padre y un buen ejemplo de lo que es servirte y vivir conforme a tu voluntad. Guarda a nuestra pequeña de todo mal, que tus ángeles protectores la rodeen día y noche. Dale salud para que ella siga creciendo físicamente y que también desarrolle un espíritu despierto y atento a tu mover. Guárdala tanto de los virus y enfermedades físicas como de los ataques espirituales del maligno.
Ayuda a nuestra hijita a aprender a compartir lo que tiene con sus amigos. Dale la habilidad de conectar con los demás y de ser amable y bondadosa con todos. Moldea su carácter de forma que tu luz brille a través de ella y bendiga a sus amiguitos.
Te pido también que ayudes a nuestra hija a adaptarse al ambiente de la escuela, a la disciplina y la rutina diaria. Que ella aprenda a dar lo mejor de sí misma y que use con generosidad y alegría los dones y talentos que tú le has dado. La bendigo y la pongo en tus manos poderosas porque sé que tú estás con ella y la cuidas en todo momento y en todo lugar, aun cuando yo no estoy presente.
Señor amado, que según leemos la Palabra juntos como familia ella pueda entender su necesidad de ti. Ayúdame a ser un buen ejemplo para ella sobre lo que es vivir para ti. Que yo pueda instruirla en tu camino para que ella crezca amándote sobre todas las cosas y amando a su prójimo como a ella misma.
Que tu bendición sea sobre ella hoy y por siempre. En el nombre de Jesús, amén.

Instruye al niño en su camino, Proverbios 22:6

Este es el niño que yo le pedí al Señor, y él me lo concedió. (1 Samuel 1:27)

Este es el niño que yo le pedí al Señor, y él me lo concedió.
(1 Samuel 1:27)

Oración por los hijos adolescentes o jóvenes

Gracias, Padre amado, por el crecimiento de nuestro hijo. Es lindo verlo tan grande y desarrollado como ser humano. Gracias por tu gran amor por él. Te alabo por tu obra en su vida y tu protección sobre él hasta el día de hoy.
Señor, tú conoces sus luchas. Ayúdale a entender su necesidad de abrirte su corazón completamente y recibirte como su Salvador. Te ruego que me ayudes a seguir siendo de inspiración para que él se encamine por el camino de la obediencia a ti.
Dios santo, ayuda a mi hijo a tener una buena estima propia. Que él aprenda a fijarse metas claras y alcanzables, que vea sus puntos fuertes y también sus limitaciones. Que pueda verse como tú lo ves, completo, precioso, con un enorme potencial para ayudar a otras personas y para hacer de este mundo uno mejor.
Te ruego que él aprenda a rechazar con firmeza y respeto los comentarios mal intencionados. Que él no caiga en la tentación de denigrar, atacar u ofender a los que le hablan mal, sino que sea un agente de amor y respeto que bendice a los demás con sus palabras, sus acciones y su presencia.
Por favor, protégelo de todo mal. Que tus ángeles lo guarden en todo momento de gente mal intencionada y de situaciones peligrosas.
Padre, ¡son tantas las tentaciones que lo rodean! Dale sabiduría y discernimiento para entender lo que viene de ti y lo que no. Ayúdale a tener convicciones firmes para que pueda rechazar todo lo que lo separa de ti y de tu propósito para su vida.
Padre querido, trae buenos amigos a su vida, otros jóvenes que tengan valores bíblicos y que busquen hacer tu voluntad. Apártalo de las malas influencias, de aquellos que están guiados por el mal y que no tienen temor de ti.
También oro por su futura esposa. Que ella también esté enfocada en ti y en tu voluntad para su vida. Que ambos crezcan en su amor por ti y puedan escuchar claramente tu dirección en el área romántica. Ayúdalos a valorar la pureza física, emocional y espiritual para que su futura vida juntos no esté marcada por los malos recuerdos o las experiencias negativas.
Señor, dale mucha sabiduría a nuestro hijo y ayúdalo a tomar las decisiones correctas en todas las áreas de su vida. Que él busque en tu Palabra y en oración las claves para conocer tu voluntad y para saber qué hacer en medio de cada situación. Guíalo en sus estudios, que sepa usar su inteligencia y sus dones para ser un ciudadano productivo que coopera por el bienestar de nuestro país.
En tus manos está y ese es el mejor lugar donde jamás podrá estar. Amén.

Oración por los hijos adultos

Gracias, Padre amado, por nuestra hija y por cómo ella se ha convertido en una mujer de bien. Gracias por la salud que le has dado hasta hoy, por tu cuidado, tu obra y tu dirección en cada etapa de su vida. Continúa dándole salud física y espiritual y que ella siga reflejando tu amor en el vecindario, en el trabajo, con su esposo y dondequiera que va.
Señor, guía a nuestra hija en su carrera profesional. Gracias por su buena ética laboral, porque usa su inteligencia y sus talentos para ayudar a otras personas por medio de su trabajo. Ayúdala a saberse útil, a recordar que lo que ella hace marca una diferencia y ayuda al bienestar de otras personas.
Padre, gracias por la familia que ella ha comenzado. Gracias por traer un buen hombre cristiano a su vida. Ayúdala a ser una buena esposa, que ella ame y bendiga a su esposo en todo momento. Que ellos te sirvan y te amen sobre todas las cosas y que busquen tu dirección cada día y en cada situación. Ayúdales a alcanzar a otras personas para tu reino, que ellos sean luz y sal en el vecindario donde están.
Provéeles a todas sus necesidades, Señor. Que ellos experimenten tu provisión abundante en todo momento y que puedan compartir tus bendiciones con todos los que les rodean.
Señor, aunque mi hija ya es adulta y ha formado su propia familia, tú sabes que oro y oraré siempre por ella. Que ella recuerde que puede acudir a mí en cualquier momento para recibir oración, una palabra de ánimo, un abrazo, o cualquier otra cosa que pueda necesitar.
Gracias por el privilegio que me has concedido de ver a mi hija crecer y comenzar su familia. Te alabo, Señor, por su vida y por todas tus bondades para con cada uno de nosotros. En el nombre de Jesús, amén.

Oración por protección del mal

Padre amado, en tus manos está mi hijo querido. Bendícelo y protégelo de todo mal. Líbralo de los ataques del enemigo y de las personas que buscan hacerle daño. Te pido que él pueda sentir tu presencia en todo momento y que sepa que puede acudir a ti en busca de ayuda y protección. Gracias porque tú no lo abandonarás jamás.
Guárdalo de accidentes y de enfermedades graves. Que tus ángeles lo rodeen siempre y lo libren de todo mal. Gracias porque podemos confiar en tu poder. Tu palabra dice que el que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente (Salmo 91:1). Ayuda a mi hijo a permanecer bajo tu sombra, aferrado a ti en todo momento. Que él nunca olvide que en ti tiene refugio, cuidado y protección.
Dale a mi hijo mucha sabiduría y discernimiento. Ayúdalo a escoger bien sus amistades y a tomar buenas decisiones en todas las áreas de su vida. Concédele la fuerza y la determinación necesaria para mantenerse firme en medio de las tentaciones. Que no ceda jamás ante las trampas del maligno y que se mantenga siempre firme en ti. Que su deseo más profundo sea agradarte y vivir dentro de tu voluntad.
Señor, guarda también las emociones de nuestro hijo. Que cuando el diablo ponga dudas sobre su valor como ser humano o le haga cuestionarse tu diseño en su vida nuestro hijo pueda mantenerse firme refugiándose en ti y en tu Palabra. Que él siempre recuerde cuán amado y valioso es para ti y para nuestra familia.
En el nombre de Jesús, amén.

Dios amado, muchas gracias por nuestros hijos

Oración por un hijo enfermo

Padre, mi hija está enferma y necesita tu toque sanador. Gracias porque tú la amas en gran manera y tienes todo el poder para ayudarla en este momento de enfermedad. Señor, te pido en el nombre de Jesús que toques su cuerpo y restaures su salud. Quita toda enfermedad y renueva sus fuerzas. Ella necesita tu intervención en este minuto y en ti ponemos toda nuestra confianza porque tú eres el Dios sanador.
Gracias, Señor, porque tú escuchas nuestras oraciones y obras. En ti confiamos hoy y siempre. Amén.

Oración por un hijo apartado del Señor

Padre, en tus manos pongo la vida de mi hijo. Tú sabes que él ha escuchado tu evangelio, pero ha decidido alejarse de ti y vivir su vida a su manera. Te pido, Señor, que traigas a su memoria momentos en los que experimentó tu amor y tu cuidado, experiencias que tuvo contigo durante su niñez. Ayúdale a recordar cuánto tú lo amas y el gran sacrificio de amor que hiciste por su salvación.
Aparta de él al enemigo de las almas, Señor. Quita la venda de sus ojos para que pueda ver la grandeza de tu amor por él. Señor, solo tú sabes lo que sucedió y por qué él decidió apartarse de ti. Gracias porque aunque él te de la espalda tú no lo abandonas jamás ni te olvidas de él. Tú estás siempre a la espera de su regreso con tus brazos de amor extendidos.
Trae sanidad a su corazón y a su alma. Que deje atrás lo que lo apartó de ti y extienda su mano hacia ti. Que mi amado hijo pueda darse cuenta de cuánto te necesita. Que sus ojos y su corazón sean abiertos para que él pueda ver y reconocer que todo lo que anhela o busca lo puede encontrar en ti. Sana cualquier desilusión debido a experiencias tristes o desagradables con conocidos o con personas de la iglesia. Ayúdale a volver a poner sus ojos en ti para que nada ni nadie pueda robarle las grandes bendiciones que tú tienes preparadas para su vida.
En el nombre de Jesús, amén.

Oración para la hora de dormir

Gracias, Padre, por el día que termina. Gracias por tu presencia a nuestro lado y tu cuidado en todo momento. Te alabamos porque podemos confiar en que seguirás a nuestro lado durante la noche. Danos un buen sueño, Señor. Guarda nuestros corazones y nuestros pensamientos para que podamos descansar tranquilamente y recuperar fuerzas.
Quita de nuestras mentes cualquier pensamiento que no venga de ti. En tus manos ponemos nuestras preocupaciones y recibimos tu paz. «En paz me acuesto y me duermo, porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado (Salmo 4:8).» Amén.

Otros artículos que podrían ser de interés: