Oraciones cortas para diferentes ocasiones


Orar es hablar con Dios y es algo que podemos hacer en cualquier momento o en medio de cualquier situación. Dios está atento al clamor de sus hijos y podemos acudir ante su presencia con toda confianza siempre que lo necesitemos.

Los ojos del Señor están sobre los justos,
y sus oídos, atentos a sus oraciones.
(Salmo 34:15)

Oraciones para el comienzo del día
Oraciones de gratitud por los alimentos
Oraciones por los que sufren
Oraciones para pedir la protección de Dios
Oraciones para tiempos difíciles
Oraciones pidiendo renovación espiritual
Oraciones para el final del día

Oraciones para el comienzo del día

► ¡Padre amado, tú eres tan bueno! Gracias por la bendición de poder ver este nuevo día. Hoy quiero vivir para ti, quiero agradarte en todo lo que hago. ¡Ayúdame, por favor! Te ruego que bendigas y cuides a mi familia y a todos los que amo, Padre. En tus manos estamos. Por favor, danos un día lleno de paz. En el nombre de Jesús, amén.

¡Buenos días, Señor mi Dios! Gracias por este nuevo día, por mi familia y por la salud que nos das. Acompáñanos en este día mientras realizamos todas nuestras tareas y ayúdanos a dar lo mejor de nosotros para tu gloria y tu honra. Queremos que seas exaltado en todo lo que hacemos, Padre amado. Amén.

Gracias, Señor, por este nuevo día que me permites comenzar. Por favor, protégeme y guíame en todo lo que tengo que hacer. Quiero hacer tu voluntad hoy y por siempre. Te amo, Señor, mi Dios. Amén.

► Gracias, Señor, por este nuevo día que me permites comenzar. Por favor, protégeme y guíame en todo lo que tengo que hacer. Quiero hacer tu voluntad hoy y por siempre. Te amo, Señor, mi Dios. Amén.

► Mi Señor y Dios. En esta mañana recibo tu paz y tu amor. Gracias porque me acompañas siempre y me ayudas. Hoy quiero estar atento a tu presencia y a tu obrar porque sé que estás conmigo. Amén.

Oración de la mañana: comienza tu día hablando con Dios

Oraciones de gratitud por los alimentos

► Padre Dios, gracias por tu provisión fiel para nuestra familia. Gracias por estos alimentos que nos provees hoy. Que sean de provecho para nuestro cuerpo y nos den fuerzas para seguir adelante. Ayúdanos a recordar siempre que tú eres el dador de todo lo bueno. Amén.

► ¡Qué bueno eres, Señor! Gracias porque siempre provees a todas nuestras necesidades. Gracias por estos alimentos que podemos disfrutar en este momento. Te damos gracias porque cada día nos provees una cantidad suficiente de alimentos. Ayúdanos a ser agradecidos siempre. En el nombre de Jesús, amén.

► Padre nuestro que estás en los cielos, danos hoy nuestro pan cotidiano. Muchas gracias por tu provisión constante y fiel. Amén.

Por estos alimentos que disfrutamos hoy, te damos gracias, Señor. Te exaltamos y proclamamos tu fidelidad. Amén.

► Por estos alimentos que disfrutamos hoy, te damos gracias, Señor. Te exaltamos y proclamamos tu fidelidad. Amén.

Frases de agradecimiento a Dios

Oraciones por los que sufren

► Señor, ¡hay tanto sufrimiento en este mundo! Te pido, por favor, que hoy consueles y fortalezcas a los que sufren. Ayúdales a sentir tu presencia de una forma especial y a saber que tú no los dejarás solos en ningún momento. Padre, que vean tu mano obrar hoy trayendo el alivio que necesitan. Amén.

► Amado Dios, que tu presencia amorosa traiga alivio y esperanza a los que sufren en este momento. Obra, mi Señor, en medio de su sufrimiento. Cúbrelos con tu paz y concédeles la victoria en medio de sus circunstancias. En el nombre de Jesús, amén.

► Amado Padre celestial, hoy quiero recordar a aquellos que sufren por causa de la enfermedad, el desempleo, la escasez, la guerra o la persecución. ¡Son tantos los motivos por los que podemos sufrir! Gracias porque tú eres todopoderoso y tu gracia cubre cualquier situación. Acércate hoy a los que sufren y alivia sus cargas. Te ruego que todos ellos puedan recibir hoy un toque de tu amor y sentir tu paz. En el nombre de tu hijo amado, Jesucristo, amén.

► Padre amado, gracias porque tú no nos dejas solos en medio del sufrimiento. Te ruego que todos los que sufren puedan sentir tu compañía y experimentar tu ayuda en este momento. Señor, tu palabra dice que tú te compadeces y reconfortas el espíritu de los que claman a ti (Salmo 86:3-4). ¡Escucha el clamor de tu pueblo sufridor y acude a su ayuda! En el nombre de Jesús, amén.

Padre Dios, sé con aquellos que están a punto de desfallecer debido a su sufrimiento. Abrázalos, Señor. Renuévales el espíritu con tu presencia sanadora y alivia su pesar. Por Cristo Jesús, amén.

► Padre Dios, sé con aquellos que están a punto de desfallecer debido a su sufrimiento. Abrázalos, Señor. Renuévales el espíritu con tu presencia sanadora y alivia su pesar. Por Cristo Jesús, amén.

Versículos bíblicos sobre el sufrimiento

Oraciones para pedir la protección de Dios

► Padre amado, vivimos en un mundo lleno de peligros. Gracias porque contamos con tu presencia protectora todo el tiempo. Te ruego que estés con nosotros en este día y nos libres de todo mal. En el nombre de Jesús, amén.

► Dios todopoderoso, vengo ante ti en este día para darte gracias por tu cuidado para con nosotros. Te suplico, Señor, que hoy nos protejas y nos ayudes a ser prudentes para que no nos metamos en situaciones peligrosas. Pon un cerco protector alrededor nuestro y guárdanos del mal. Gracias porque tú estás siempre a nuestro lado y eres nuestro refugio. Por Cristo Jesús, amén.

► Mi Dios amado, protégenos de todo mal en este día, por favor. Envía a tus ángeles para que nos cuiden en todos nuestros caminos (Salmo 91:11). En el nombre de tu Hijo Jesucristo. Amén.

Señor, tú eres nuestro escudo protector y en ti confiaremos por siempre. Que tus brazos nos rodeen en este día y nos protejan del mal. En el nombre de Jesucristo, tu Hijo amado, amén.

► Señor, tú eres nuestro escudo protector y en ti confiaremos por siempre. Que tus brazos nos rodeen en este día y nos protejan del mal. En el nombre de Jesucristo, tu Hijo amado, amén.

Salmos de protección

Oraciones para tiempos difíciles

► Señor amado, vivimos tiempos difíciles y a veces parece que sobreabundan las malas noticias. ¡Quiero refugiarme en ti! Necesito sentir tu abrazo reconfortante y recordar que en ti tengo paz. Cúbreme con tu presencia y ayúdame a recordar que tú eres el Dios todopoderoso y tienes el control de todo. En ti confío. Amén.

► Padre Dios, gracias porque tu presencia me fortalece en medio de las dificultades. En tus manos pongo las situaciones difíciles que estamos pasando. Gracias porque sé que obrarás y veremos la manifestación de tu poder. En tus manos estamos. Por favor, ayúdanos a sentir tu ayuda y consuelo en todo momento. En el nombre de Jesús, amén.

Ten compasión de mí, oh Dios; ten compasión de mí, que en ti confío. A la sombra de tus alas me refugiaré, hasta que haya pasado el peligro.
(Salmo 57:1)

► Mi Dios amado, gracias porque tú has sido nuestro refugio de generación en generación (Salmo 90:1). Gracias porque te hemos visto obrar poderosamente a través de la historia de nuestra familia. Sabemos que aun hoy estás obrando y nuestra confianza está puesta en ti. Ayúdanos en medio de las dificultades que enfrentamos en estos momentos. Necesitamos tu ayuda. Gracias porque nos escuchas y sabemos que obrarás. Amén.

Ven, Espíritu Santo, y lléname de ti. En medio de esta situación, quiero mantenerme firme en las promesas de mi Señor. Padre, que mis ojos se mantengan puestos en ti y que mi fe no decaiga. Amén.

► Ven, Espíritu Santo, y lléname de ti. En medio de esta situación, quiero mantenerme firme en las promesas de mi Señor. Padre, que mis ojos se mantengan puestos en ti y que mi fe no decaiga. Amén.

Confía en Dios en los momentos difíciles

Oraciones pidiendo renovación espiritual

► Padre amado y Dios mío, reconozco que necesito más de ti, más de tu presencia en mi ser. Renueva mi espíritu, quiero volver a enamorarme de ti y que mi amor por ti crezca cada día más. Mi alma tiene sed de ti, Señor. Sacia mi sed, por favor. Amén.

► Señor mi Dios, tal como oró el salmista en el Salmo 51:10-12, yo te ruego: «Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva la firmeza de mi espíritu. No me alejes de tu presencia ni me quites tu santo Espíritu. Devuélveme la alegría de tu salvación; que un espíritu obediente me sostenga.» Amén.

► ¡Renuévame, Padre amado! Dame una unción fresca de tu Espíritu Santo y ayúdame a vivir para ti y a serte fiel en todo momento. No quiero seguir siendo un cristiano a medias, quiero que tú reines para siempre sobre todo mi ser. Que mi vida esté completamente consagrada a ti, Señor, mi Dios. En el nombre de Jesús, amén.

► ¡Querido Dios, necesito más de ti! Gracias porque tú estás siempre cerca, me escuchas y respondes al clamor de mi ser. ¡Quiero más de ti, anhelo sentir tu toque nuevamente! Perdóname por haberme apartado de ti. Ahora solo deseo hacer tu voluntad, disfrutar de tu presencia y llenarme de ti. Amén.

Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán (Isaías 40:31). ¡En ti confío, Señor! Renuévame, por favor.

► «Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán» (Isaías 40:31). ¡En ti confío, Señor! Renuévame, por favor.

20 versículos bíblicos para fortalecer el espíritu

Oraciones para el final del día

► Gracias, Señor, por tu cuidado y tu ayuda en este día. Gracias porque tuve salud y fuerzas para cumplir con todos mis compromisos. Ahora te pido que sigas conmigo durante esta noche. Ayúdame a descansar bien, por favor. En el nombre de Jesús, amén.

► Padre Dios, mil gracias por tu protección y tu provisión durante este día que termina. Gracias por tu compañía y tu ayuda cuando la necesité. Gracias por la forma en la que obraste y me sostuviste en medio de las dificultades. Al terminar este día, te pido que me ayudes a dormir bien para que mañana me pueda levantar con fuerzas y con salud. En el nombre de tu Hijo Jesús, amén.

► Señor amado, mi familia y yo te damos gracias por tu presencia en nuestras vidas y por tu cuidado diario. Ayúdanos a descansar bien durante esta noche. Gracias porque tú nos acompaña siempre, de día o de noche, estemos en la casa o en la calle. Sigue protegiéndonos de todo mal y fortaleciéndonos. Te amamos, Señor, vivimos para ti. Amén.

En paz me acuesto y me duermo, porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado. (Salmo 4:8)

En paz me acuesto y me duermo, porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado.
(Salmo 4:8)

Oración de la noche: 20 oraciones para antes de dormir

Otros artículos que podrían ser de interés: