¿Quién es Dios? ¿Qué dice la Biblia sobre él?


La primera frase de la Biblia ya nos dice algo sobre quién es Dios. En Génesis 1:1 leemos que Dios es el Creador de todo. Dios es el ser supremo que creó todo lo que hay en el universo.

Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.
(Génesis 1:1)

Esto implica que al ser el Creador de todo, Dios es eterno. Él ya era antes que todo. Dios ha sido y siempre será, él no tuvo principio ni tendrá fin. Dios nunca dejará de ser.

Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios.
(Salmo 90:2)

Pero eso no es lo único que la Biblia nos dice sobre Dios. Muchos versículos nos hablan sobre él y nos ayudan a conocerle mejor. Sin embargo, debemos recordar que aquí en la Tierra nunca llegaremos a entender a Dios completamente. ¿Por qué? Porque Dios es Dios. Nuestra mente finita no puede entender toda su grandeza.

Aun así, Dios mismo escogió revelarse a nosotros. Él se nos da a conocer a través de la creación y a través de su Palabra. El Salmo 19:1 dice lo siguiente:

Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos. (Salmo 19:1)

Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos.
(Salmo 19:1)

Dios se revela a nosotros cada día, continuamente. Él nos ama y desea tener una relación personal con nosotros. Por eso, aunque no podamos verle en el ámbito físico, él ha dejado destellos suyos en la naturaleza.

También podemos conocer mejor a Dios leyendo la Biblia, su Palabra. Veamos algunas de las cosas que la Biblia nos dice sobre Dios.

Dios es nuestro Padre

Dios no solo es el poderoso Creador de todo lo que hay, él es alguien mucho más cercano: ¡es nuestro Padre! Es lindo saber que podemos acercarnos a Dios y hablar libremente con él. Jesús, Dios encarnado, nos enseñó a orar diciendo «Padre nuestro» (Mateo 6:9-13). ¿Por qué lo hizo? Entre otras cosas, porque Dios desea que hablemos con él y nos relacionemos con él. Dios no quiere ser un Dios distante, él está a nuestro lado, desea que disfrutemos de su compañía y que le permitamos ser parte de nuestra vida.

El significado de la oración del Padre nuestro

Yo seré un padre para ustedes, y ustedes serán mis hijos y mis hijas,
dice el Señor Todopoderoso.
(2 Corintios 6:18)

Dios es el mejor Padre que podemos anhelar o imaginar. Su corazón está lleno de compasión y de amor para sus hijos. Dios entiende nuestras situaciones, nuestras frustraciones y podemos apoyarnos en él en todo momento.

Tan compasivo es el Señor con los que le temen como lo es un padre con sus hijos.
Él conoce nuestra condición; sabe que somos de barro.
(Salmo 103:13-14)

Dios es el único digno de adoración

Nuestra adoración debe ser solo para Dios, no hay nadie más que la merezca. Justo antes de comenzar su ministerio en la tierra, Jesús fue tentado en el desierto. El diablo le dijo que le daría todos los reinos del mundo si Jesús lo adoraba. ¿Qué le contestó Jesús?

¡Vete, Satanás! —le dijo Jesús—. Porque escrito está: “Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él".
(Mateo 4:10)

Dios es el único digno de ser adorado. Él es el Creador de todo, todas las cosas subsisten en él (Colosenses 1:16-17). ¿Por qué vamos a adorar algo creado en lugar de adorar al Creador?

En Apocalipsis, el último libro de la Biblia, leemos que llegará un momento en el que todo y todos adorarán a Dios. Tenemos el privilegio y el gozo de poder hacerlo desde ahora. ¡Adoremos solo a Dios!

Y oí a cuanta criatura hay en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra y en el mar, a todos en la creación, que cantaban: «¡Al que está sentado en el trono y al Cordero, sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos!»
(Apocalipsis 5:13)

¿Cómo es Dios?

1. Es uno solo pero se manifiesta en tres formas

Hay un solo Dios, pero él ha escogido manifestarse en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esto es lo que llamamos la Trinidad. La palabra trinidad significa tres en uno y esa es la realidad: son tres manifestaciones de un solo Dios.

Cada una de las personas de la Trinidad tiene funciones específicas, pero en realidad todo lo que sucede es obra de Dios porque él es uno. La Trinidad es un misterio difícil de entender que señala hacia la inmensidad de Dios.

Jesús mismo dijo: «El Padre y yo somos uno» (Juan 10:30). De hecho, uno de los momentos en los que vemos con más claridad la manifestación de las tres personas de la Trinidad fue durante el bautismo de Jesús. El Espíritu Santo bajó en forma de paloma y se posó sobre Jesús mientras se oía la voz del Padre desde el cielo.

Tan pronto como Jesús fue bautizado, subió del agua. En ese momento se abrió el cielo, y él vio al Espíritu de Dios bajar como una paloma y posarse sobre él. Y una voz del cielo decía: «Este es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él».
(Mateo 3:16-17)

2. Es amor

La esencia de Dios es amor, todo lo que él hace está anclado en su gran amor. Su amor es totalmente puro, verdadero y no tiene fin. De Dios hemos recibido la muestra de amor más grande y perfecta: ¡Jesucristo!

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama.
Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
(1 Juan 4:16)

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.
(Juan 3:16-17)

38 versículos sobre el amor de Dios

3. Nunca cambia

Dios es inmutable, él nunca cambia. Él es y siempre será igual. Por eso podemos confiar plenamente en él y en sus promesas. El mundo en el que vivimos cambia constantemente, pero Dios permanece igual, su naturaleza no cambia. Lo que él ha sido, lo es y lo será por toda la eternidad.

Yo, el Señor, no cambio.
(Malaquías 3:6a)

Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?
(Números 23:19)

Otros artículos que pueden ser de interés: