14 señales para la segunda venida de Cristo


  1. Maestros y profetas engañadores; falsos Cristos
  2. Guerras, revoluciones y conflictos entre naciones
  3. Hambruna, terremotos y epidemias
  4. Persecución generalizada de los cristianos
  5. Gran rebelión o apostasía
  6. Crecerán la traición y el odio
  7. El amor disminuirá
  8. El evangelio se predicará en todas las naciones
  9. La llegada del anticristo
  10. Gran angustia, guerra y conflicto en Israel
  11. Señales en el cielo
  12. La burla de los no creyentes
  13. Perversidad generalizada
  14. Un tiempo de gran tribulación

1. Maestros y profetas engañadores; falsos Cristos

Muchos dirán que son el Cristo o que son mensajeros enviados en su nombre. Hablarán mentiras, pero lograrán confundir y engañar a muchos con sus palabras, milagros y señales.

Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos.
(Mateo 24:5)

...y surgirá un gran número de falsos profetas que engañarán a muchos.
(Mateo 24:11)

Entonces, si alguien les dice a ustedes: “¡Miren, aquí está el Cristo!” o “¡Allí está!”, no lo crean. Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos. Fíjense que se lo he dicho a ustedes de antemano.
Por eso, si les dicen: “¡Miren que está en el desierto!”, no salgan; o: “¡Miren que está en la casa!”, no lo crean.
(Mateo 24:23-26)

Tengan cuidado de que nadie los engañe —comenzó Jesús a advertirles—. Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy”, y engañarán a muchos.
(Marcos 13:5-6)

Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos.
(Marcos 13:22)

Tengan cuidado; no se dejen engañar —les advirtió Jesús—. Vendrán muchos que usando mi nombre dirán: “Yo soy”, y: “El tiempo está cerca”. No los sigan ustedes.
(Lucas 21:8)

2. Guerras, revoluciones y conflictos entre naciones

Habrá un aumento notable de los conflictos y guerras entre naciones o entre grupos dentro de su misma nación.

Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin.
(Mateo 24:6)

Cuando sepan de guerras y de rumores de guerras, no se alarmen. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino.
(Marcos 13:7-8a)

Cuando sepan de guerras y de revoluciones, no se asusten. Es necesario que eso suceda primero, pero el fin no vendrá en seguida.
(Lucas 21:9)

3. Hambruna, terremotos y epidemias

Se extenderán por todo el planeta los terremotos, la escasez de alimentos, las epidemias, los desastres naturales en general y sus consecuencias.

Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes.
Mateo 24:7)

Habrá terremotos por todas partes; también habrá hambre. Esto será apenas el comienzo de los dolores.
(Marcos 13:8b)

Habrá grandes terremotos, hambre y epidemias por todas partes, cosas espantosas y grandes señales del cielo.
(Lucas 21:11)

4. Persecución generalizada de los cristianos

Los cristianos serán blanco del odio de todos, crecerá la persecución irracional contra ellos. Muchos serán juzgados y sentenciados. Otros perderán su vida por haberse mantenido firmes sin negar su fe en Jesús.

Entonces los entregarán a ustedes para que los persigan y los maten, y los odiarán todas las naciones por causa de mi nombre.
(Mateo 24:9)

Pero ustedes cuídense. Los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. Por mi causa comparecerán ante gobernadores y reyes para dar testimonio ante ellos.
(Marcos 13:9)

Y, cuando los arresten y los sometan a juicio, no se preocupen de antemano por lo que van a decir. Solo declaren lo que se les dé a decir en ese momento, porque no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu Santo.
(Marcos 13:11)

Pero antes de todo esto, echarán mano de ustedes y los perseguirán. Los entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y por causa de mi nombre los llevarán ante reyes y gobernadores. Así tendrán ustedes la oportunidad de dar testimonio ante ellos. Pero tengan en cuenta que no hay por qué preparar una defensa de antemano, pues yo mismo les daré tal elocuencia y sabiduría para responder que ningún adversario podrá resistirles ni contradecirles. Ustedes serán traicionados aun por sus padres, hermanos, parientes y amigos, y a algunos de ustedes se les dará muerte. Todo el mundo los odiará por causa de mi nombre. Pero no se perderá ni un solo cabello de su cabeza. Si se mantienen firmes, se salvarán.
(Lucas 21:12-19)

5. Gran rebelión o apostasía

Muchos de los que se llaman cristianos abandonarán la fe pues no soportarán la presión contra ellos. Otros decidirán seguir enseñanzas falsas. Habrá también una gran rebelión contra Dios y contra Jesús, algo de índole mundial.

En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe.
(Mateo 24:10a)

No se dejen engañar de ninguna manera, porque primero tiene que llegar la rebelión contra Dios.
(2 Tesalonicenses 2:3a)

El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas.
(1 Timoteo 4:1)

6. Crecerán la traición y el odio

Los mismos familiares y amigos traicionarán a los cristianos. No se podrá confiar en nadie.

Unos a otros se traicionarán y se odiarán.
(Mateo 24:10b)

El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo. Los hijos se rebelarán contra sus padres y les darán muerte. Todo el mundo los odiará a ustedes por causa de mi nombre, pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo.
(Marcos 13:12-13)

Ustedes serán traicionados aun por sus padres, hermanos, parientes y amigos, y a algunos de ustedes se les dará muerte. Todo el mundo los odiará por causa de mi nombre.
(Lucas 21:16-17)

7. El amor disminuirá

El amor de muchos se enfriará. Habrá mucho recelo contra los demás. También muchas personas perderán su amor por Dios pues no estaban firmes en su fe.

Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará.
(Mateo 24:12)

8. El evangelio se predicará en todas las naciones

El evangelio de Cristo será predicado a cada nación, cada grupo étnico y cada tribu que hay sobre la tierra. Dios desea que todos oigan su mensaje por lo menos una vez antes de que llegue el fin y así será. El evangelio será proclamado por doquier.

Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.
(Mateo 24:14)

Pero primero tendrá que predicarse el evangelio a todas las naciones.
(Marcos 13:10)

9. La llegada del anticristo

Aparecerá por un tiempo un líder mundial que aparentará ser la solución a todos los problemas. En realidad será un ser maligno y de naturaleza destructiva. Irá en contra de Dios y de todos los cristianos, profanará el templo de Dios y perseguirá con gran crueldad a todos los que se le opongan.

Así que cuando vean en el lugar santo “el horrible sacrilegio”, del que habló el profeta Daniel (el que lee, que lo entienda)...
(Mateo 24:15)

No se dejen engañar de ninguna manera, porque primero tiene que llegar la rebelión contra Dios y manifestarse el hombre de maldad, el destructor por naturaleza. Este se opone y se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de adoración, hasta el punto de adueñarse del templo de Dios y pretender ser Dios.
(2 Tesalonicenses 2:3-4)

Entonces se manifestará aquel malvado, a quien el Señor Jesús derrocará con el soplo de su boca y destruirá con el esplendor de su venida. El malvado vendrá, por obra de Satanás, con toda clase de milagros, señales y prodigios falsos. Con toda perversidad engañará a los que se pierden por haberse negado a amar la verdad y así ser salvos.
(2 Tesalonicenses 2:8-10)

Después de esto, en mis visiones nocturnas vi ante mí una cuarta bestia, la cual era extremadamente horrible y poseía una fuerza descomunal. Con sus grandes colmillos de hierro aplastaba y devoraba a sus víctimas, para luego pisotear los restos. Tenía diez cuernos, y no se parecía en nada a las otras bestias.
Mientras me fijaba en los cuernos, vi surgir entre ellos otro cuerno más pequeño. Por causa de este fueron arrancados tres de los primeros. El cuerno pequeño parecía tener ojos humanos, y una boca que profería insolencias.
(Daniel 7:7-8)

Los diez cuernos son diez reyes que saldrán de este reino. Otro rey les sucederá, distinto a los anteriores, el cual derrocará a tres reyes. Hablará en contra del Altísimo y oprimirá a sus santos; tratará de cambiar las festividades y también las leyes, y los santos quedarán bajo su poder durante tres años y medio.
(Daniel 7:24-25)

Ver también Daniel 8.

10. Gran angustia, guerra y conflicto en Israel

Un período de guerra y de gran odio y opresión contra Israel. También muchos morirán allí por causa de diferentes tipos de desastres, habrá gran sufrimiento y destrucción.

Ahora bien, cuando vean a Jerusalén rodeada de ejércitos, sepan que su desolación ya está cerca. Entonces los que estén en Judea huyan a las montañas, los que estén en la ciudad salgan de ella, y los que estén en el campo no entren en la ciudad. Ese será el tiempo del juicio cuando se cumplirá todo lo que está escrito. ¡Ay de las que estén embarazadas o amamantando en aquellos días! Porque habrá gran aflicción en la tierra, y castigo contra este pueblo. Caerán a filo de espada y los llevarán cautivos a todas las naciones. Los gentiles pisotearán a Jerusalén, hasta que se cumplan los tiempos señalados para ellos.
(Lucas 21:20-24)

Ver también Daniel 9.

11. Señales en el cielo

Abundancia de eclipses, meteoritos y oscuridad. En el cielo sucederán cosas extrañas y difíciles de explicar.

Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, “se oscurecerá el sol y no brillará más la luna; las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos”.
(Mateo 24:29)

Pero en aquellos días, después de esa tribulación, “se oscurecerá el sol y no brillará más la luna; las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos”
(Marcos 13:24-25)

Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas. En la tierra, las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar.
(Lucas 21:25)

12. La burla de los no creyentes

Muchos no creyentes se burlarán de los cristianos y de la esperanza de ellos en Jesús al ver que pasan los años y Jesús no regresa.

Ante todo, deben saber que en los últimos días vendrá gente burlona que, siguiendo sus malos deseos, se mofará: «¿Qué hubo de esa promesa de su venida? Nuestros padres murieron, y nada ha cambiado desde el principio de la creación».
(2 Pedro 3:3-4)

13. Perversidad generalizada

Se notará la falta de respeto hacia los demás y la falta de compasión. La maldad será la norma, la gente no sentirá remordimiento al causarle daño a los demás.

Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!
(2 Timoteo 3:1-5)

14. Un tiempo de gran tribulación

Habrá gran sufrimiento por toda la tierra, algo no experimentado nunca antes. Daniel 9:25-27 habla de un período de tribulación de 7 años y los últimos 3 1/2 años son conocidos como la gran tribulación.

Porque habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás. Si no se acortaran esos días, nadie sobreviviría, pero por causa de los elegidos se acortarán.
(Mateo 24:21-22)

...porque serán días de tribulación como no la ha habido desde el principio, cuando Dios creó el mundo, ni la habrá jamás. Si el Señor no hubiera acortado esos días, nadie sobreviviría. Pero, por causa de los que él ha elegido, los ha acortado.
(Marcos 13:19-20)

Entonces se levantará Miguel, el gran príncipe protector de tu pueblo. Habrá un período de angustia, como no lo ha habido jamás desde que las naciones existen. Pero tu pueblo será liberado: todos los que están inscritos en el libro.
(Daniel 12:1)

Apareció en el cielo una señal maravillosa: una mujer revestida del sol, con la luna debajo de sus pies y con una corona de doce estrellas en la cabeza. Estaba encinta y gritaba por los dolores y angustias del parto. Y apareció en el cielo otra señal: un enorme dragón de color rojo encendido que tenía siete cabezas y diez cuernos, y una diadema en cada cabeza. Con la cola arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. Cuando la mujer estaba a punto de dar a luz, el dragón se plantó delante de ella para devorar a su hijo tan pronto como naciera. Ella dio a luz un hijo varón que «gobernará a todas las naciones con puño de hierro». Pero su hijo fue arrebatado y llevado hasta Dios, que está en su trono. Y la mujer huyó al desierto, a un lugar que Dios le había preparado para que allí la sustentaran durante mil doscientos sesenta días.
(Apocalipsis 12:1-6)

Así fue expulsado el gran dragón, aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña al mundo entero. Junto con sus ángeles, fue arrojado a la tierra.
(Apocalipsis 12: 9)

Ver también Daniel 9.

Cuando se cumplan todas esas señales el Hijo del hombre vendrá. ¡Jesús regresará!

Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube con poder y gran gloria.
(Lucas 21:27)

Jesús advirtió que debemos estar atentos a esas señales:

Jesús también les propuso esta comparación: Fíjense en la higuera y en los demás árboles. Cuando brotan las hojas, ustedes pueden ver por sí mismos y saber que el verano está cerca. Igualmente, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el reino de Dios está cerca.
(Lucas 21:29-31)

Artículos relacionados que pueden ser de interés: