9 versículos de ánimo para jóvenes cristianos


A veces puede resultar difícil ser un joven cristiano en medio de la sociedad en la que vivimos. En la Palabra de Dios encontrarás inspiración para vivir la vida que Dios desea. ¡Ánimo, joven! Vive en obediencia al Padre. El Señor está contigo ayudándote, bendiciendo tu vida y guiando tu camino.

1. Tu ejemplo puede inspirar a otros

Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza. (1 Timoteo 4:12)

Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza.
(1 Timoteo 4:12)

Vive una vida que glorifique a Dios en todo momento. Tú puedes ser de inspiración a otros en el servicio a Dios y tu ejemplo puede ser de bendición para los demás.

2. Piensa en Dios

Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud, antes que lleguen los días malos y vengan los años en que digas: «No encuentro en ellos placer alguno». (Eclesiastés 12:1)

Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud, antes que lleguen los días malos y vengan los años en que digas: «No encuentro en ellos placer alguno».
(Eclesiastés 12:1)

No dejes que los años pasen y se conviertan en un torbellino de actividades sin sentido. Acuérdate del Señor tu creador. Piensa en él y vive cada día agarrado de su mano.

3. Eres un vencedor

Les he escrito a ustedes, jóvenes, porque son fuertes, y la palabra de Dios permanece en ustedes, y han vencido al maligno. (1 Juan 2:14b)

Les he escrito a ustedes, jóvenes, porque son fuertes, y la palabra de Dios permanece en ustedes, y han vencido al maligno.
(1 Juan 2:14b)

Dios te ha dado una fuerza especial que te ayudará a vencer al maligno. Acude al Padre en tus momentos de debilidad, memoriza su Palabra, llénate de su Espíritu Santo y vive como un vencedor.

4. Tienes la mejor guía

¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra. (Salmo 119:9)

¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra?
Viviendo conforme a tu palabra.
(Salmo 119:9)

¿Quieres vivir una vida íntegra e intachable? Dios te dejó su Palabra como guía. Léela y vive conforme a la voluntad del Padre.

7 temas para reuniones de jóvenes cristianos

5. Disfruta, pero sé prudente

Alégrate, joven, en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia. Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto. (Eclesiastés 11:9)

Alégrate, joven, en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia. Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto.
(Eclesiastés 11:9)

La vida está llena de oportunidades que deseas aprovechar. ¡Disfruta! Pero hazlo con sabiduría buscando siempre agradar a Dios. Tu vida es un regalo de Dios. ¡Vívela para su gloria!

6. Agrada a Dios

Huye de las malas pasiones de la juventud, y esmérate en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, junto con los que invocan al Señor con un corazón limpio. (2 Timoteo 2:22)

Huye de las malas pasiones de la juventud, y esmérate en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, junto con los que invocan al Señor con un corazón limpio.
(2 Timoteo 2:22)

Huye de lo que te aleja de Dios y busca con empeño lo que te acerca a él. ¡Dios te ayudará! Sentirás el gozo y la satisfacción de vivir para él.

7. Dios te usa

«No digas: “Soy muy joven”, porque vas a ir adondequiera que yo te envíe, y vas a decir todo lo que yo te ordene. No le temas a nadie, que yo estoy contigo para librarte». Lo afirma el Señor. (Jeremías 1:7-8)

«No digas: “Soy muy joven”, porque vas a ir adondequiera que yo te envíe, y vas a decir todo lo que yo te ordene. No le temas a nadie, que yo estoy contigo para librarte». Lo afirma el Señor.
(Jeremías 1:7-8)

Tengas la edad que tengas eres un instrumento precioso en las manos de Dios. ¡No temas! Dios te guía y te equipa para la obra que él ha preparado para ti.

8. Eres bendecido

Tú, Soberano Señor, has sido mi esperanza; en ti he confiado desde mi juventud. (Salmo 71:5)

Tú, Soberano Señor, has sido mi esperanza; en ti he confiado desde mi juventud.
(Salmo 71:5)

¡Qué gran bendición es servir al Señor desde la juventud! Agradece a Dios por la esperanza que él trajo a tu vida y sigue brillando con su luz impactando a los que te rodean.

9. Da lo mejor de ti

A los jóvenes, exhórtalos a ser sensatos. Con tus buenas obras, dales tú mismo ejemplo en todo. Cuando enseñes, hazlo con integridad y seriedad, y con un mensaje sano e intachable. (Tito 2:6-8a)

A los jóvenes, exhórtalos a ser sensatos. Con tus buenas obras, dales tú mismo ejemplo en todo. Cuando enseñes, hazlo con integridad y seriedad, y con un mensaje sano e intachable.
(Tito 2:6-8a)

No te arrepentirás de vivir para el Señor. ¡Da lo mejor de ti cada día!

Artículos relacionados: