Versículos para comenzar bien el día


¿Cuántas veces te has levantado desanimado y sin deseos de hacer frente a un nuevo día? La Biblia nos da algunas claves para poder comenzar nuestros días con fuerza y valor. Mira aquí algunos versículos que cambiarán tus mañanas y la actitud con la que enfrentas cada nuevo amanecer.

1. Piensa en cosas buenas

Filipenses 4:8

Nuestros pensamientos influyen en gran manera la forma en la que nos sentimos y cómo vemos las situaciones que enfrentamos. Comienza tu mañana pensando en todas las cosas buenas que hay en tu vida y verás cómo cambia tu perspectiva ante los retos que te esperan. ¡Solo con eso ya tendrás un día mejor!

2. Recuerda las misericordias de Dios

Lamentaciones 3:22-23

Cada mañana se renuevan las misericordias que el Señor tiene para ti. Y es gracias a su gran amor que tú te encuentras con vida en este día. Recuerda agradecerle por el nuevo día y confía en la fidelidad de Dios.

3. Da gracias a Dios

Salmo 103:1-2

Recuerda dar gracias a Dios por todas las cosas buenas que recuerdes. ¡Son tantas las bendiciones que Dios nos da! Hazte el propósito de agradecer a Dios por al menos cinco cosas cada día. Desarrolla una actitud de gratitud hacia tu Creador y verás cómo te sentirás más preparado para enfrentar el día.

Recibe inspiración con estos 10 versículos que hablan sobre la gratitud.

4. Entrega tu día a Dios

Salmo 37:5

Para que tu día comience bien, lo mejor es que entregues todo en las manos de aquel que puede hacer todas las cosas. Confía en Dios y él te ayudará a vencer hoy.

5. Pide la ayuda de Dios

Salmo 5:3

Si estás preocupado o desanimado por algo, ¡díselo a Dios! A él, como a todo padre amoroso, le encanta escuchar a sus hijos, ayudarles y darles ánimo. Pasa tiempo con Dios cada mañana, cuéntale tus planes para ese día y está atento a su dirección y cuidado.

6. Organiza tu día

Proverbios 21:5

Pasar unos minutos organizando tus prioridades para el día es tiempo bien invertido. Anota en una agenda las cosas que necesitas hacer según la prioridad, y ensaya en tu mente los momentos en los que piensas que podrías incluirlas. Intenta también dejar algunos espacios vacíos para descansar, reponer tus fuerzas o para dar lugar a imprevistos.

7. Dedica tus planes al Señor

1 Corintios 10:31

Hacer un buen trabajo es una forma de alabar a Dios. Decide dar hoy lo mejor de ti y hazlo para la gloria de Dios. Verás que tu actitud mejora ante los quehaceres diarios cuando haces todo para que Cristo sea glorificado.

8. Agrada a Dios en todo

Salmo 37:23-24

Muévete siempre dentro de lo que sabes que agrada al Señor. Toma decisiones que le glorifiquen. Pero recuerda que aun si fallas alguna vez, él nunca te dejará. Él te sostiene y te ayuda a levantarte y a seguir tu camino para su gloria y honra. ¡Confía siempre en que él te ama y te cuida!

Aquí tienes algunas ideas para comenzar el nuevo día con la ayuda de Dios:

El Salmo del día

Versículo del día

Devocional diario

Palabra del día