38 versículos de esperanza


Tener esperanza es confiar en que aquello que todavía no vemos, llegará. La verdadera esperanza del cristiano está en Dios y en sus promesas de bendición y vida eterna. Dios no miente y por eso sabemos que podemos esperar en él.

A veces ponemos nuestra esperanza en las cosas equivocadas: en el dinero, el trabajo, en las personas, en nuestra propia capacidad... Todo eso puede fallar, pero Dios nunca falla. Es por eso que nuestra esperanza debe estar puesta únicamente en Dios.

La esperanza en la Biblia

1. Lamentaciones 3:24

Por tanto, digo: «El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!» (Lamentaciones 3:24)

2. Salmo 31:24

Cobren ánimo y ármense de valor, todos los que en el Señor esperan.

3. Salmo 42:11

¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!

4. Isaías 40:30-31

Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.

5. Salmo 146:5-6

Dichoso aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el Señor su Dios, creador del cielo y de la tierra, del mar y de todo cuanto hay en ellos, y que siempre mantiene la verdad.

6. Miqueas 7:7

Pero yo he puesto mi esperanza en el Señor; yo espero en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios me escuchará!

7. Jeremías 29:11

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11)

8. Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

9. Efesios 1:18

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos.

10. Efesios 4:4

Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza.

11. Gálatas 5:4-5

Aquellos de entre ustedes que tratan de ser justificados por la ley han roto con Cristo; han caído de la gracia. Nosotros, en cambio, por obra del Espíritu y mediante la fe, aguardamos con ansias la justicia que es nuestra esperanza.

5 versículos de fe y esperanza que alegrarán tu día

12. Romanos 5:1-2

En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.

13. Romanos 5:3-5

Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.

14. Job 11:18

Vivirás tranquilo, porque hay esperanza; estarás protegido y dormirás confiado.

15. Salmo 130:5

Espero al Señor, lo espero con toda el alma; en su palabra he puesto mi esperanza.

16. 1 Pedro 1:3

¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva.

17. Tito 3:5-7

Él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia, sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo, el cual fue derramado abundantemente sobre nosotros por medio de Jesucristo nuestro Salvador. Así lo hizo para que, justificados por su gracia, llegáramos a ser herederos que abrigan la esperanza de recibir la vida eterna.

18. 1 Tesalonicenses 4:13-14

Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza. ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.

19. Romanos 8:24-25

Porque en esa esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve ya no es esperanza. ¿Quién espera lo que ya tiene? Pero, si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.

20. Romanos 12:12

Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.

21. Hebreos 11:1

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. (Hebreos 11:1)

22. Colosenses 1:3-5

Siempre que oramos por ustedes, damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues hemos recibido noticias de su fe en Cristo Jesús y del amor que tienen por todos los santos a causa de la esperanza reservada para ustedes en el cielo. De esta esperanza ya han sabido por la palabra de verdad, que es el evangelio.

Versículos para renovar la esperanza en tu vida

23. Colosenses 1:27

A estos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.

24. 2 Corintios 3:12

Así que, como tenemos tal esperanza, actuamos con plena confianza.

25. Salmo 5:3

Por la mañana, Señor, escuchas mi clamor; por la mañana te presento mis ruegos, y quedo a la espera de tu respuesta.

26. Salmo 9:18

Pero el necesitado no será olvidado para siempre, ni para siempre se perderá la esperanza del pobre.

27. Salmo 33:17-19

Vana esperanza de victoria es el caballo; a pesar de su mucha fuerza no puede salvar. Pero el Señor cuida de los que le temen, de los que esperan en su gran amor; él los libra de la muerte, y en épocas de hambre los mantiene con vida.

28. Salmo 39:7

Y ahora, Señor, ¿qué esperanza me queda? ¡Mi esperanza he puesto en ti!

29. Salmo 119:81

Esperando tu salvación se me va la vida. En tu palabra he puesto mi esperanza.

30. Salmo 119:114

Tú eres mi escondite y mi escudo; en tu palabra he puesto mi esperanza.

31. Proverbios 13:12

La esperanza frustrada aflige al corazón; el deseo cumplido es un árbol de vida.

32. Proverbios 24:14

Así de dulce sea la sabiduría a tu alma; si das con ella, tendrás buen futuro; tendrás una esperanza que no será destruida.

33. 1 Timoteo 4:10

En efecto, si trabajamos y nos esforzamos es porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos, especialmente de los que creen.

34. 1 Timoteo 6:17

A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.

35. Hebreos 10:23

Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. (Hebreos 10:23)

36. 1 Pedro 3:15

Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.

37. 1 Corintios 13:13

Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.

38. Salmo 33:22

Que tu gran amor, Señor, nos acompañe, tal como lo esperamos de ti.