Versículos con promesas de Dios


Las promesas de Dios siempre se cumplen porque él no miente. Dios hace muchas promesas en la Biblia para todos los que le aman. Nuestro Dios es fiel y por eso podemos confiar que cumplirá todo lo que ha dicho.

Dios promete perdonar todos los pecados de quien acepta a Jesús como su Salvador. Él promete estar con nosotros y ayudarnos a vencer todas las dificultades. También promete que el Espíritu Santo nos guiará y que al final tendremos vida eterna con él, libres del pecado y del sufrimiento.

Aquí tienes algunas de las muchas promesas que encontramos en la Biblia. Medita en ellas y verás cómo te fortalecerán y ayudarán a tener más confianza en Dios.

Promesas de Dios en la Biblia

1. El cumplimiento de sus promesas

Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice? -- Números 23:19

Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?
-- Números 23:19

Los hombres nos pueden mentir y fallar, pero Dios siempre cumple lo que promete y podemos confiar en su fidelidad. Si él dice que hará algo, sabemos que lo cumplirá.

2. Vida eterna en Jesús

Y el testimonio es este: que Dios nos ha dado vida eterna, y esa vida está en su Hijo. -- 1 Juan 5:11

Y el testimonio es este: que Dios nos ha dado vida eterna, y esa vida está en su Hijo.
-- 1 Juan 5:11

Dios no solo nos da promesas que podemos disfrutar ahora. También promete darnos la vida eterna a través de Jesús y su sacrificio en la cruz. Solo debemos aceptar que somos salvos a través de Jesús. Cuando abrimos nuestro corazón a él en arrepentimiento y le reconocemos como nuestro Señor y Salvador, recibimos su perdón y comenzamos una nueva vida dirigida por él.

3. El perdón de nuestros pecados

Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. -- 1 Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.
-- 1 Juan 1:9

Dios nos da un nuevo comienzo cuando nos acercamos a él con corazón arrepentido y le pedimos perdón por las cosas malas que hemos hecho. Él promete perdonarnos todos nuestros errores pasados y ayudarnos a cambiar. Con él podemos comenzar una vida nueva con Jesús como Salvador y Señor nuestro.

4. Provisión

Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. -- Filipenses 4:19

Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.
-- Filipenses 4:19

Dios promete proveer en abundancia para que podamos cubrir todas nuestras necesidades. No nos promete conceder todo lo que queramos, pero sí nos dará lo que es realmente necesario para vivir: comida, techo, ropa, sustento.

5. Descanso

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. -- Mateo 11:28

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.
-- Mateo 11:28

Es bueno saber que podemos llevar a Dios todas nuestras ansiedades y preocupaciones y él nos da descanso. No necesitamos cargar con nuestros pesares, los podemos entregar a Dios y descansar en él.

6. Jesús

”Llegarán días —afirma el Señor—, en que cumpliré la promesa de bendición que hice al pueblo de Israel y a la tribu de Judá. En aquellos días, y en aquel tiempo, haré que brote de David un renuevo justo, y él practicará la justicia y el derecho en el país. En aquellos días Judá estará a salvo, y Jerusalén morará segura. Y será llamada así: ‘El Señor es nuestra justicia’ ”. -- Jeremías 33:14-16

Llegarán días —afirma el Señor—, en que cumpliré la promesa de bendición que hice al pueblo de Israel y a la tribu de Judá. En aquellos días, y en aquel tiempo, haré que brote de David un renuevo justo, y él practicará la justicia y el derecho en el país. En aquellos días Judá estará a salvo, y Jerusalén morará segura. Y será llamada así: ‘El Señor es nuestra justicia’ .
-- Jeremías 33:14-16

El nacimiento de Jesús fue el cumplimiento de la promesa de bendición, la llegada a Israel de la justicia, el derecho, la salvación y la seguridad. Hoy también encontramos todo eso y mucho más en Jesús.

7. El Espíritu Santo

Una vez, mientras comía con ellos, les ordenó: No se alejen de Jerusalén, sino esperen la promesa del Padre, de la cual les he hablado: Juan bautizó con agua, pero dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo. -- Hechos 1:4-5

Una vez, mientras comía con ellos, les ordenó: No se alejen de Jerusalén, sino esperen la promesa del Padre, de la cual les he hablado: Juan bautizó con agua, pero dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo.
-- Hechos 1:4-5

Jesús prometió y envió al Espíritu Santo a la Iglesia primitiva. Así recibieron poder para ser testigos de Jesús por el mundo (Hechos 1:8). Nosotros también contamos con el Espíritu Santo y con poder para llevar el amor y la presencia de Dios a dondequiera que vamos.

8. Bendición y descendencia

Cuando Dios hizo su promesa a Abraham, como no tenía a nadie superior por quien jurar, juró por sí mismo, y dijo: «Te bendeciré en gran manera y multiplicaré tu descendencia». Y así, después de esperar con paciencia, Abraham recibió lo que se le había prometido. -- Hebreos 6:13-15

Cuando Dios hizo su promesa a Abraham, como no tenía a nadie superior por quien jurar, juró por sí mismo, y dijo: «Te bendeciré en gran manera y multiplicaré tu descendencia». Y así, después de esperar con paciencia, Abraham recibió lo que se le había prometido.
-- Hebreos 6:13-15

Podemos confiar que, según Dios cumplió la promesa de bendición y descendencia que hizo a Abraham, así mismo cumplirá las promesas que nos haga. Él también nos quiere bendecir y hacer fructíferos en todas las áreas de nuestra vida.

9. Salvación

Vuelvan a mí y sean salvos, todos los confines de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay ningún otro. He jurado por mí mismo, con integridad he pronunciado una palabra irrevocable: Ante mí se doblará toda rodilla, y por mí jurará toda lengua. -- Isaías 45:22-23

Vuelvan a mí y sean salvos, todos los confines de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay ningún otro. He jurado por mí mismo, con integridad he pronunciado una palabra irrevocable: Ante mí se doblará toda rodilla, y por mí jurará toda lengua.
-- Isaías 45:22-23

Dios proveyó la salvación de nuestras almas a través de Jesús. Él quiere que todos seamos salvos, anhela que vayamos a él y aceptemos su perdón. También dice de antemano que, sea ahora o después, todos doblaremos nuestra rodilla ante él.

10. La corona de la vida

Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman. -- Santiago 1:12

Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.
-- Santiago 1:12

La corona de la vida mencionada aquí y en Apocalipsis 2:10 es el premio prometido a los que resisten y permanecen fieles hasta el fin ante las pruebas, las tentaciones y la persecución.

11. Paz

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo. -- Juan 16:33

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.
-- Juan 16:33

En nuestra vida terrenal tenemos muchas tristezas y aflicciones, pero en Cristo hallamos la paz que necesitamos para seguir adelante sin desmayar. Él ya ganó la victoria y esa es nuestra paz.

¡Elije creerle a Dios y sus promesas! ¡Él nunca te fallará!

107 versículos bíblicos con imágenes